ARCHIVO RTA

EL ARCHIVO HISTÓRICO DE LOS SERVICIOS DE RADIODIFUSIÓN SONORA Y TELEVISIVA DEL ESTADO NACIONAL (ARCHIVO HISTÓRICO DE RTA) FUE CREADO POR DECRETO EL 9 DE ABRIL DE 2013.

 

Tiene como objetivo principal el ordenamiento, preservación, digitalización y puesta en estado público del material audiovisual y sonoro que fuera tanto grabado como emitido por Radio Nacional y Canal 7 – Televisión Pública.

 

La historia de los materiales audiovisuales y sonoros que componen el Archivo Histórico de RTA refleja, con más o menos velos y distorsiones, las vicisitudes de la vida de la Argentina. En particular, del Estado en su relación con la sociedad, ya que se trata de medios que de él han dependido sin interrupciones y que pretendieron dirigirse al conjunto social.

 

Como se sabe, desde 1937 y desde 1951 -fechas respectivas de creación de la radio y del canal de televisión estatales-, gobiernos democráticos y dictatoriales se han sucedido dejando su impronta en el Estado y en su funcionamiento. Además, los gobiernos elegidos democráticamente no fueron iguales entre sí, en la medida en que no se articularon de la misma forma con la sociedad; con menos disparidad, algo similar podría decirse de los gobiernos de facto. A la par de esta historia política, no dejaron de sucederse hasta nuestros días transformaciones tanto tecnológicas como culturales. Cada modificación del dispositivo radiofónico y televisivo -con su relación entre formas y soportes de grabación y emisión- permitió la captura y, al mismo tiempo, la producción de un arco de situaciones que se fue ensanchando. Todo esto le da una importante variación a los registros sonoros y audiovisuales de RTA, variación que revela los quiebres que marcaron la historia del Estado argentino durante el siglo XX y que llevaron también a visibilizar y celebrar unos u otros aspectos de la vida social. Es en parte por este motivo que la página web que coloca en estado público nuestro Archivo lleva el nombre de Prisma que, además de un artefacto capaz de reflejar -y refractar o desviar- la luz que proviene de su exterior, es una figura geométrica de múltiples caras.

 

El Archivo Histórico de RTA nos coloca entonces ante un abigarrado, aunque también recortado, friso de imágenes de nuestro pasado. Así y todo, esto no sería suficiente para dar cuenta por entero de su particularidad, puesto que otro de sus elementos fundamentales está dado por las ausencias que lo horadan. Sucesos que, sabemos, fueron cubiertos por cámaras del Canal 7, así como producciones emitidas incluso con éxito de audiencia, no han quedado registrados, sin embargo, en el Archivo. Sin dudas esto es consecuencia de la misma sinuosidad de la vida política argentina y de la de su Estado y, a la vez, revela su relación con su propio discurso y con el pasado.

 

Porque la suerte corrida por discos de pasta, cintas de audio y de fílmico y variados formatos de video indica la poca o ninguna importancia que sucesivas gestiones le asignaron al cuidado y la preservación de las palabras y de las imágenes que el mismo Estado fue emitiendo y recogiendo de la sociedad. De este modo fue posible tanto la sustracción ilegal de material -el decreto que le da origen al Archivo lo faculta para iniciar acciones en pos de su recuperación-, como la regrabación de cintas, debido esto último también a las urgencias del aire y a los apremios económicos que fueron un dato en varios momentos de su historia.

 

Pero, más allá de estas consideraciones, es difícil entender la situación que atravesaron los soportes materiales en cuestión si no se advierte que sólo después de la última dictadura y, un poco más, después de la crisis de 2001 se le empieza a adjudicar a la memoria un lugar fundamental en la trama de nuestra cultura, entendiendo que tanto el presente como el futuro están a ella ligados. Un cambio en la valoración del pasado que, con la diferencia de algunos años, ocurrió en otras geografías y culturas.

 

La pérdida de material es entonces también un dato insoslayable posibilitado por las sostenidas políticas de desguace del Estado nacional. Así, el daño más grave que afecta a este Archivo ocurrió entre 1977 y 1978, cuando se produjo la mudanza del viejo Canal 7 para crear ATC en el edificio de Figueroa Alcorta y Tagle. Es decir, en momentos en que la última dictadura militar se había apoderado del gobierno, e impulsaba una remodelación regresiva de la sociedad -a la par que iniciaba políticas privatizadoras-, reservaba para el Estado su despliegue terrorista y disciplinador. En su intento refundacional, de nada valía preservar registros de lo que había sido nuestro siglo XX. Fue así que se abandonó un número difícil de imaginar de soportes fílmicos y videos pertenecientes al área artística del Canal.

 

De todas formas, el Archivo Histórico de RTA hoy puede nutrirse fluidamente de vastos materiales porque, a pesar de las ofensivas por vaciar el Estado, han obrado fuerzas que impidieron que este proceso fuera pleno e irreversible. Los trabajadores y trabajadoras del canal constituyeron una de esas fuerzas. En épocas en las que a las distintas gestiones la suerte de los archivos le era -en el mejor de los casos- sólo indiferente, ellos y ellas hicieron lo que estuvo en sus manos para guardar latas y cintas.

 

ARCHIVO DE LA TELEVISIÓN PÚBLICA

 

El acervo de la TV Pública se compone de más de 65.000 soportes que contienen aproximadamente 200.000 documentos audiovisuales con registros históricos desde el año 1956. La colección comprende formatos analógicos que recorren la historia de la industria del broadcasting en Argentina y el mundo. El Archivo Histórico de RTA lleva adelante la enorme tarea de digitalizar y poner en acceso público este riquísimo acervo, patrimonio de todos los argentinos y las argentinas. Esta tarea reviste una muy alta complejidad técnica y un abordaje casi artesanal para los documentos de mayor fragilidad. Cada formato histórico implica procesos específicos y requerimientos técnicos particulares para alcanzar una reproducción exitosa. El delicado estado de conservación -tanto de las maquinas reproductoras como de los soportes audiovisuales- implica en la mayoría de los casos un tratamiento meticuloso.

 

El archivo de la Televisión Pública se compone de los siguientes formatos:

 

  • Fílmico de 16 mm sonoro
  • Rollos de cinta cuádruplex de 2“
  • Rollos de cinta de 1“ formato B
  • Rollos de cinta de 1“ formato C
  • Video Casetes U-matic
  • Video Casetes BetaCam SP

 

BODEGAS DE ALMACENAMIENTO

 

Radio y Televisión Argentina S.E. posee dos bodegas de almacenamiento de soportes audiovisuales: una en el edificio de la Televisión Pública y otra en el predio de la planta transmisora de Radio Nacional en la localidad de Pacheco (provincia de Buenos Aires). La bóveda de la Televisión Pública cuenta con un sistema de climatización de precisión que mantiene un ambiente de temperatura y humedad controladas con el objetivo de minimizar el deterioro del acervo audiovisual almacenado y prolongar la vida útil para su migración digital completa. Asimismo dispone de estanterías móviles que optimizan la capacidad de almacenamiento. La bóveda de la planta transmisora de Radio Nacional sufre un estado de deterioro de larga data por lo que se está previendo su reacondicionamiento y puesta en valor.

 

PROCESO DE LIMPIEZA

 

Cada formato requiere una preparación específica previa a su digitalización para mejorar la calidad del contenido audiovisual y la preservación del cabezal del equipo reproductor.
En el caso de los soportes magnéticos se utiliza un tipo de maquina especial que -mediante succión por vacío- elimina la suciedad adherida a la cinta de video sin dañar la superficie ferrosa donde se encuentra grabada la señal audiovisual.
Para el acervo fílmico se realiza un meticuloso proceso que implica la limpieza manual de la tira fílmica, el reemplazo de los empalmes deteriorados por nuevos con cinta adhesiva libre de ácido, y el agregado de cola separadora. Asimismo se reemplaza la lata original -generalmente oxidada- por un soporte de polipropileno inerte especial para el almacenamiento a largo plazo de soportes fílmicos.

 

DIGITALIZACIÓN

 

Encaramos la digitalización de los soportes analógicos con la mayor exigencia técnica en términos de resolución y parámetros de colorimetría, luminancia y muestreo sonoro, con el objetivo de generar un máster de preservación digital. Los soportes digitales para el almacenamiento a largo plazo de los másters de preservación digital fueron escogidos teniendo en cuenta la durabilidad, la transparencia en términos de formato lógico de acceso, y la facilidad para su migración periódica. Nos encontramos entonces frente a una herramienta tecnológica que además de elevar las posibilidades de permanencia en el tiempo de un objeto documental, histórico y/o artístico, expande también sus posibilidades de accesibilidad a niveles sin precedentes.

 

Salas de transfer fílmico e islas de videotape

 

Para llevar adelante la digitalización del material fílmico se utiliza un Transfer High Definition con capacidad para formatos de 16mm, Súper 16mm, 35mm, Súper 35mm, de sonido óptico y magnético. El mismo cuenta con un sistema de tracción de película a capstan -especialmente escogido para el cuidado de archivos audiovisuales históricos que no soportan los sistemas tradicionales de tracción- que admite la digitalización de película encogida hasta un 2%. El proceso de transferencia digital implica la corrección de valores de luminancia para cada toma registrada en el contenido audiovisual.

 

La digitalización de cintas magnéticas electrónicas analógicas implica consideraciones particulares distintas a las del material fílmico, ya que los modelos originales de reproducción de cada formato han sido discontinuados por los fabricantes hace décadas. Por lo tanto el desafío del personal técnico del canal es mantener en funcionamiento estos equipos que revisten el mismo carácter histórico de los contenidos. Para alcanzar este objetivo se utilizan equipos reproductores originales de formato cuádruplex 2”, VPR 1”, BCN 1”, U-matic y Betacam SP que fueron reacondicionados y restaurados.

 

EQUIPO DEL ARCHIVO HISTÓRICO DE RADIO Y TELEVISIÓN ARGENTINA

 

Coordinador: Julio Fernández Baraibar
Equipo:

  • Elina Adduci Spina
  • Maricel Colloricchio
  • Felipe Foppiano
  • Damián Esteban Pérez
  • Marcela Lamoure
  • Sofía Cazila
  • Joaquín Polo